La tecnología, el mejor aliado para la supervivencia del negocio, según un informe de Adobe.

 

El pequeño comercio es uno de los sectores más perjudicados por la crisis del coronavirus. Por ello, toda ayuda es poca. Desde Adobe han analizado cuatro claves para ayudar al pequeño empresario en esta situación,..

Mejorar la experiencia del cliente a través de la tecnología y la inteligencia artificial son algunos de estos consejos. “Debe convertirse en el epicentro de la transformación digital del comercio”, aseguran desde esta compañía, que además añade que la experiencia del cliente será la principal diferencia entre un negocio y sus competidores durante el próximo lustro.

Indudablemente, este aspecto está estrechamente relacionado con la adaptación a las necesidades de cada usuario, favoreciendo una relación de confianza y fidelidad. “El pequeño comercio debe elaborar una estrategia basada en la personalización de la atención al cliente, con independencia de si el servicio se realiza de forma presencial o digital», rezan sus conclusiones.

La tecnología, clave

La transformación digital pasa por emplear las herramientas necesarias y la tecnología adecuada, por eso, desde la compañía se aconseja integrar la tecnología para recopilar y usar todos los datos y ofrecer un marketing multicanal y personalización.

Por otro lado, también debe tenerse en cuenta el gasto que supone para cualquier pequeño comerciante un proyecto de esta envergadura, por lo que la mejor opción es realizar una inversión acorde con las necesidades reales, siempre teniendo claro que habrá que apostar en serio por la transformación digital para la supervivencia del negocio.

La realidad nos dice que nuestros hábitos de consumo han cambiado desde la pandemia, y que la digitalización se ha acelerado a pasos agigantados, con un incremento de las ventas online de más del 65% durante el segundo trimestre del año, en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Fuente: Cinco Días

30-07-2020