A nadie le amarga un dulce. Aunque esta expresión alude a que no se rechaza algo agradable o beneficioso, por poco que sea, y más si no tiene contraprestación, bien pude servir para abrir esta ruta dedicada a uno de los pecados más veniales y en el que todos hemos caído alguna vez, y siempre con gusto: el dulce.

 

Momentos dulces

Desde que nacemos, el sabor dulce es un reclamo natural que se satisface con la leche materna. Además, asumimos que el aumento de glucosa en sangre produce un aumento de endorfinas que nos hacen sentir bien. Por eso, en ocasiones, no resulta extraño que tomemos o busquemos con ahínco un chocolate o algo dulce, cuando en realidad lo que necesitamos es un abrazo.

Si eres goloso o sientes un antojo irrefrenable, aquí tienes una relación de establecimientos que harán tu vida un poco más dulce.

El recorrido urbano que proponemos en esta ocasión no sigue un itinerario determinado, sino que comienza por los comercios dedicados casi de forma exclusiva, o de forma preferente, a la pastelería y confitería, dejando para el final los que ‘ofician’ fundamentalmente como panaderías o incluso de heladerías, pero que igualmente despachan dulces.

De este modo, nuestras primeras citas pasan obligatoriamente por Confitería Gómez (Adarzo, 167 – Cádiz, 7 ­– San Fernando, 58 – Honduras, 2 y San José, 22) y Gómez Fusión (Paseo de Pereda, 21 / https://gomezpastelerias.com ), una empresa de larga tradición pastelera fundada en 1860 y especializada en el hojaldre, la seña de identidad de la pastelería cántabra. Sus productos, elaborados artesanalmente, son fruto de las recetas transmitidas a lo largo de cuatro generaciones. Cuenta con tienda online y servicio a domicilio.

No menos interesante resulta Confitería Vega (Hernán Cortes, 41 / http://www.confiteriavega.es/), una confitería tradicional de exquisita calidad y amplio espectro presentado en un moderno espacio de dos plantas en el que, además de dulces, tartas, bombones, chocolates y otras deliciosas viandas, también se puede desayunar o merendar.

Igualmente cabe destacar a María Luisa (Rualasal, 2), pequeña y evocadora pastelería y confitería artesana; Pavlova (Castelar, 11), un cautivador espacio de repostería creativa con obrador propio; Muné (Marcelino Sanz de Sautuola, 9), un negocio acristalado de maestros pasteleros desde 1910 especializado en pasta de té y que ofrece unos de los mejores cruasanes de la ciudad; y Sucré (Santa Lucía, 26 / https://www.pasteleriasucresantander.es/), un pequeño y coqueto comercio de pastelería delicatassen con tienda online y servicio a domicilio.

No menos interesantes resultan Dulce momento (San Luis, 8 / http://www.dulcemomento.es), un pequeño negocio familiar de repostería creativa que también ofrece cursos y productoselaborar o decorar los dulces.Galín Pastelería (Cádiz, 20 / https://galin-cakeshop.negocio.site), establecimiento que también cuenta con un amplio catálogo de dulces, galletas y canapés para eventos y reuniones, y Confitería Hojaldres (Marqués de la Hermida, 12) / http://www.confiteriahojaldres.com), un establecimiento con tienda online y obrador propio especializado en las tartas de hojaldre y almendra, las polkas y los almendrados.

En este capítulo, también podríamos incluir a Regma (Paseo Pereda, 5 – Amós de Escalante, 10 – Avda. Primero de Mayo, 7E – La Pereda, 4 / http://www.regma.es/), una conocida y reputada heladería con cerca de 90 años de historia que también despacha productos pasteleros de calidad elaborados con recetas artesanales propias. O a Monerris (Amós de Escalante, 8 y Plaza del Cuadro, 2 / http://www.monerris.com), una afamada empresa turronera fundada en 1893 con obrador y tienda online que en su catálogo de productos cuenta igualmente con un amplio surtido de dulces navideños, tortas, y chocolates.

Precisamente, para los amantes del chocolate, las referencias obligadas son Toni Barros (Rubio, 1 / www.tonibarros.com), un sugerente espacio con una deliciosa oferta de cookies, brownies, pastas de té, coluant, muffins o cruasán francés, entre otros productos. Y la anexa Chocolat Factory (Cervantes, 1 / https://www.chocolatfactory.com/es/), establecimiento de este grupo con tienda online creado en 1997 y que ha hecho del cacao y sus derivados su auténtica razón de ser.

Pero este dulce recorrido urbano quedaría incompleto si no incluyéramos la larga lista de panaderías que, además de panes, ofrecen una cumplida oferta de productos dulces.

Entre estos comercios, se encuentra G. Torre (Santa Lucía, 24), la panadería más antigua de Santander. Fundada en 1780, este conocido establecimiento ofrece productos artesanos elaborados por manos expertas y una selecta pastelería y repostería artesana entre las que destacan sus famosas magdalenas.

Igualmente conocidos son los diferentes establecimientos de La Gallofa&Co (Isabel II, 2 – Padre Rábago, 18 – Hernán Cortés, 7 - Francisco Tomás y Valiente, Bloque D-7 – Vargas, 65 – Mies del Valle, 5 – Barrio Corbán, 2 – Esperanza, 1 – Francisco Salazar, 2 - Jesús de Monasterio, 26 - J.M. González Trevilla, 7 (Valdenoja) – Fernando de los Ríos, 1 – Isaac Peral, 42 – Marqués de la Hermida, 34 / http://www.lagallofa.com), una cadena con cuidados y vistosos espacios que, junto a una gran variedad de panes de masa madre horneados a fuego lento y una fermentación reposada, propone una amplia selección de productos artesanos de pastelería bollería y salados

Este es también el caso de La Crujiente (Casimiro Sainz, 13, Rualasal, 23 y Avda.General Dávila, 59 / http://www.lacrujiente.com), establecimientos consagrados al buen pan, elaborado artesanalmente, que ofrece deliciosos croissants, brioches, bizcochos, tartas y mucho más. Y de Panusa (Enseñanza, 3 y Floranes, 40 / http://www.panusa.es), empresa centenaria referente en el sector de panificación que sigue ofreciendo bollería dulce y productos de pastelería innovadores y de calidad.

Este listado cuenta igualmente con comercios tan singulares como Hermanas Puente (Federico Vial, 12 / http://www.hnaspuente.com), un establecimiento especializado en productos artesanos y sin gluten que ofrece una extensa variedad de tartas y otras delicias pasteleras y reposteras. Peter&Pan (Marqués de la Hermida, 28 y San Fernando, 62 / http://panaderiapeterypan.es/), panadería de elegantes y bonitos espacios consagrados al pan recién hecho y a una selecta oferta de bocados dulces, bollería rellena y hojaldres de elaboración propia. La Antigua (Daoiz y Velarde, 13 y San Fernando, 16), una bonita boutique del pan artesano y pastelería que ofrece productos delicatessen elaborados a diario, además de tartas por encargo. La Marcelina (Cardenal Cisneros, 54), recogida pastelería, panadería y cafetería que cuenta con obrador propio y una apetecible oferta de tartas por encargo, productos de hojaldre, chocolate y otros dulces. O La Balanza (Valliciergo, 7 / http://www.labalanza.es), un pequeño obrador de repostería artesanal especializado en brookies, cookies y tartas caseras.

Este goloso registro se completa con los productos dulces y sabrosos que ofrecen La Panera del Arrabal (Arrabal, 19 – Canalejas, 60 – Carmen, 40 – Cisneros, 44 y Fernando de los Ríos 26), una conocida y apreciada cadena de panaderías con rosquillas, magdalenas y otros productos pasteleros y de bollería. Elechino (Tetuán, 15, Avda del Deporte, 3 - Bloque 12 y Simancas, 15 /http://panaderiaelechino.es/), una empresa panadera de vocación que también ofrece piezas únicas de dulce hechas a mano en su propio obrador, o sin gluten, lactosa o azúcar, elaborados por proveedores especializados. Frespan (Avda. Reina Victoria, 9), establecimiento consagrado a la elaboración artesanal de panadería que ofrece una cuidada selección de productos de bollería y galletería. Panadería Cisneros 17 (Cardenal Cisneros, 17), una panadería de barrio que ofrece un surtido de productos de bollería. La Artesana (General Dávila, 208, 250 y 300 y Vía Cornelia, 5), despachos de panadería que también ofrecen pasteles, bollería, galletas y otros productos de repostería. Y La Vega (Los Ciruelos, 31), panadería y pastelería que despacha rosquillas artesanas, magdalenas y productos de bollería, entre otros.

Para el final, pero no por ello menos apetecibles, hemos dejado a El pequeño capricho (Marqués de la Hermida, 72), panadería con oferta de pastelería y bombonería.La Espiga Bakery (Avda. General Dávila, 326), panadería que ofrece igualmente productos de repostería y bollería. La Hornada (Leonardo Torres Quevedo, 12), establecimiento panadero y pastelero. Noemi (Cardenal Cisneros, 44), una coqueta panadería y pastelería artesanal. Tiene miga (Los Ciruelos, 22), panadería, cafetería y heladería con oferta de pastelería. Y Trisolpan (Nicolás Salmerón, 14), otra panadería y pastelería con propuestas muy dulces.