Una experiencia para los sentidos. El protagonismo que la gastronomía, y todo lo relacionado con ella, ha adquirido en estos últimos años ha derivado en un creciente interés por desarrollar buenos y saludables hábitos de alimentación, conocer nuevas técnicas de elaboración y adquirir productos artesanales, naturales y de calidad.

 

En este punto, el producto gourmet – vocablo de origen francés utilizado como adjetivo para calificar aquellas comidas de elaboración refinada– suma día a día adeptos que buscan consumir alimentos de exquisito sabor y demostrada calidad. Hoy, comprar estos productos es más fácil que nunca gracias a un buen puñado de comercios que han apostado por acercar al consumidor sus productos de elaboración propia o de otros productores nacionales o extranjeros pero de excelencia igualmente contrastada.

 

La popularidad de esta nueva moda alimenticia ha hecho que España sea actualmente el sexto país en el mundo occidental que más consume este tipo de productos, detrás de Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Italia y Alemania.

 

Si ya es seguidor, o quiere iniciarse en esta tendencia gastronómica, aquí tiene los lugares para disfrutar de deliciosos y suculentos bocados.

 

En este caso, podemos iniciar nuestro recorrido desde fuera hacia dentro del considerado centro de la ciudad. Así, si partimos del entorno de la bahía, nos encontramos con Reigadas (Castilla, 7), comercio especialista liderada en el corte de jamón a cuchillo liderado por Mateo Alonso que también despacha selectos productos de charcutería, mantequería y vinos.A tiro de piedra de la Plaza de las Estaciones, se sitúa La Casa del Yogur (Cádiz, 5 y Burgos, 24), tiendas del Grupo La Ermita que ofrecen una variedad de yogures naturales artesanales y con mermefruta de diferentes sabores, además de otros postres y ricas viandas. Y, a un centenar de metros, Olibher (Isabel II, 25), sucursal de esta empresa familiar de raíces vallisoletanas con una selecta oferta en aceites, aceitunas, jamones, productos ibéricos, quesos y vinos; y El Oso goloso (Calderón de la Barca, 19), comercio que ofrece una extensa variedad de productos típicos de Cantabria.

 

Si optamos por empezar a caminar desde Puertochico hacia el centro, entonces veremos Doña Tomasa (Hernán Cortés, 37), un establecimiento experto en anchoas y productos gourmet que propone una selección de más de un centenar de referencias de productos de calidad de la gastronomía patria. Y La Escogida (Hernán Cortés, 35), coqueta charcutería artesanal especializada en productos ibéricos y en quesos afinados nacionales e internacionales. También ofrece panes, conservas artesanas y vinos selectos.

 

En esta misma calle, en el interior del Mercado del Este, está Mantequerías cántabras (Hernán Cortés, 4 y Plaza de Italia, s/n), conocido comercio familiar dedicado a la comercialización de vinos, licores y selectos productos de alimentación desde 1860. Poco después nos topamos con La Chinata (Rualasal, 22), espacio de estos maestros oleícolas dedicados desde 1932 a ofrecer productos gourmet para la mesa y cosmética derivados del mejor aceite de oliva virgen para sentirte bien por dentro y por fuera. Justo enfrente, aparece El Rincón del Jabugo (Rualasal, 23), tienda de productos seleccionados y delicatessen en la que reina el jamón ibérico. Jamones y paletas ibéricas por piezas enteras, loncheados o cortados a cuchillo de las mejores denominaciones de origen. También despacha embutidos, quesos, dulces, conservas y otras delicias gourmet.

 

Si seguimos en dirección al Ayuntamiento,nos encontramos con Mantequerías Frankfort (Rualasal, 5), un establecimiento abierto a dos calles en 1955 gestionado por la familia Peña con cerca de 300 referencias de vinos y licores, además de una detallada selección de productos típicos de Cantabria. Ya en las proximidades de la Casa Consistorial están Sobaos y Quesadas Luca (Amós de Escalante, 10), pequeño comercio de maestros artesanos con obrador y tienda en Alceda que desde 1968 elaboran con la misma receta transmitida de padres a hijos deliciosos sobaos, quesadas y galletas pasiegas; Mi Alacena (Jesús de Monasterio, 17), tienda en esquina que ofrece una selección de los mejores jamones y productos ibéricos, quesos artesanos y dulces típicos, vinos, anchoas y otras delicias gourmet. Y, prácticamente enfrente de este último La Ermita Cantabria (Jesús de Monasterio, 2), innovadora empresa de alimentación que comercializa sus propios productos de máxima calidad en flanes, yogures y quesos, postres, mermeladas de frutas y platos de legumbres cocinados según las recetas tradicionales.

 

Siguiendo nuestro recorrido de este a oeste de la ciudad, nos encontramos en primer término con la tienda de Conservas Blasan (Burgos, 4), firma santoñesa dedicada a la elaboración propia de filetes de anchoas y bonito del norte en aceite oliva. Después de cruzar la Plaza de Numancia, aparecen Delicatessen Prisa (San Fernando, 16), comercio en esquina con una amplia selección de embutidos y quesos, conservas, vinos y licores; y unas decenas de metros más allá, al otro lado de la calle, Diferente (Vargas, 55 y Joaquín Costa, 28), comercio de referencia en alimentación especializada y gourmet con una amplia variedad y selección de productos de primera calidad de Cantabria y del resto del mundo. A su lado, La Estela montañesa (Vargas, 55), comercio especialista en alimentación y la elaboración de clásicos entrantes, carnes y pescados.

 

En dirección a la Glorieta de Cuatro Caminos,estáen una pequeña travesía El Fogón tradicional (Mies del Valle, 6), charcutería especializada en platos precocinados con el gusto de la comida casera. Una vez alcanzado esta intersección de caminos, a su derecha, están Torre saber comer (Montejurra, 1), espacioso comercio con obrador propio que ofrece una amplia selección de carnes, platos cocinados, fruta de calidad, conservas y congelados, además de una selecta vinoteca y otras delicatessen; y Jamonería La Leonesa (Camilo Alonso Vega, 18), comercio especializado en jamones y productos artesanales de Castilla y León.

 

Por último, pero con igual de interés, está Yanis (Canalejas, 36), un reconocido y visitado comercio familiar ubicado a lomos de esta empinada calle especializado en jamones y productos ibéricos que también ofrece otros productos gourmet, además de conservas y vinos. Y Gourmet Jienense (Fernández de los Ríos, 63), espacio consagrado a los mejores aceites de oliva virgen, encurtidos, patés, aceitunas, vinos y otros productos de Jaén.