El 40% de los comercios locales espera recuperar en 2022 sus niveles de ventas previos al Covid-19.

Cuatro de cada cinco comerciantes encuestados creen que su negocio podrá superar esta crisis, lo que supone un aumento de 15 puntos porcentuales con respecto al año anterior y denota un mayor optimismo entre los profesionales del sector. También son optimistas con respecto a los niveles de ventas: un 39,3% opina que volverán a los niveles previos a la crisis durante el año que viene.

Así lo revelan los resultados de un estudio elaborado por American Express centrado en el sentimiento general del comercio local y los establecimientos comerciales tras el impacto de la pandemia del Covid-19 en su operativa diaria.

Este cambio de paradigma se sustenta en el mayor apoyo mostrado por parte de la clientela local a este tipo de negocios. En este sentido, un 76,5% de los establecimientos participantes en la encuesta ha notado un cambio en la actitud y el afecto mostrado por sus clientes. Asimismo, más de la mitad de los comerciantes consideran que los consumidores seguirán comprando físicamente en las tiendas una vez finalizada la pandemia.

El apoyo de los consumidores a los negocios locales se podría materializar de varias formas. Por un lado, casi un 60% de consumidores estarían dispuestos a pagar un pequeño sobrecoste por comprar en el comercio local si eso supone apoyarlo. Del mismo modo, más de la mitad de los encuestados estarían dispuestos a aumentar sus compras en aquellos establecimientos que realicen ofertas a medida para los vecinos del barrio.

 

Cambios en los hábitos de consumo

A consecuencia de la pandemia de Covid-19, muchos aspectos de la vida cotidiana se han visto alterados, entre los que destacan los hábitos de consumo de los compradores españoles. En concreto, según el estudio de American Express, una proporción significativa de consumidores, el 70% de los encuestados, considera que los vecinos de su zona han apoyado de alguna forma al comercio local, un hecho respaldado por el incremento de las cifras de gasto medio mensual efectuado por los compradores, donde el ticket medio ha sido de 265 euros. Los consumidores que más han incrementado su gasto han sido las mujeres y la población joven y de mediana edad, con un incremento medio del 36,7% durante el último año.

Por otro lado, las restricciones de movilidad también han contribuido a que los consumidores exploren establecimientos más cercanos a su domicilio:  uno de cada tres consumidores ha descubierto tiendas en su barrio en las que antes no compraba. Del estudio también se desprende que la práctica totalidad de los consumidores cree en el papel dinamizador de los establecimientos locales en los barrios.

Uno de los factores diferenciales que han permitido a los negocios locales continuar con su actividad ha sido su capacidad para adaptarse a los cambios derivados de la evolución de los contagios durante la pandemia. Parte de esta adaptación ha consistido en ampliar sus canales de venta y sus métodos de pago, efectuado por el 20% de los comercios. De esta manera, un 5,5% de los comerciantes han incorporado los pagos con tarjeta a sus métodos de pago, mientras que un 3,6% han incluido los pagos con móvil.

Estos cambios han permitido ofrecer una mayor seguridad a los consumidores españoles que, en general, se sienten seguros al comprar en el pequeño comercio, tal y como han manifestado un 74% de los encuestados. Además, según el 72,5% de los comerciantes encuestados, el aumento del pago con tarjeta y móvil es el principal cambio que han notado entre sus clientes, sobre todo en Madrid y Barcelona. Otras de las medidas que han calado entre los consumidores han sido la reducción de aforos, el servicio a domicilio y la recogida de pedidos por teléfono.

 

Aumento de la facturación online

 

De esta manera, los canales digitales también han contribuido a impulsar la facturación de los negocios locales. La facturación online de los negocios locales ha registrado un aumento del 28%. En este sentido, la digitalización del comercio local es un aspecto clave para un 77% de los consumidores españoles, que lo han considerado un factor esencial para impulsar los negocios. La digitalización para el pequeño comercio ha comprendido una serie de iniciativas como aumentar su presencia en redes sociales (+6,5% lo han hecho), usar la página web como canalizador de clientes (+6,1%), incluir posicionamiento en buscadores o colaborar con influencers. Las acciones en redes sociales y la puesta en marcha de páginas web son las iniciativas que más se han incrementado como consecuencia de la pandemia.

Julia López, vicepresidenta y directora general de área de establecimientos de American Express España, destaca que “prácticamente la totalidad de los consumidores encuestados creen firmemente en la importancia del comercio local para la economía y reconocen que su papel ha sido clave en muchos momentos durante esta crisis. Además, el gran nivel de adaptación de los comerciantes para convertir los establecimientos en lugares seguros se ha visto recompensado por el apoyo de los consumidores. Un apoyo que pretendemos potenciar con nuestra campaña Shop Small al incentivar a nuestros titulares a consumir en estos establecimientos. Con todo, sigue existiendo margen para la implementación de medidas que permitan reforzar el vínculo entre los consumidores y el comercio local”.

 

Fuente: financialfood