Este año se celebra en la Plaza de Farolas desde el 4 de diciembre de 2020 hasta el 6 de enero de 2021.

 

El Mercadillo de Navidad se viene celebrando desde hace más de 30 años, inicialmente en la Plaza Porticada, posteriormente en los Jardines de Pereda, Plaza de Pombo y finalmente en la Plaza de Alfonso XIII o Plaza de Farolas. 

Las mercancías autorizadas para la venta en este Mercadillo serán las siguientes:

    • Artículos relacionados con el Belén tradicional y sus complementos.
    • Decoración navideña, luces, guirnaldas, zambombas, panderetas etc.
    • Flores de pascua, árboles navideños, centros navideños y similares.
    • Artesanía (artículos de cuero, plata, metal, papel, cartón, madera, cristal, cerámica, escultura, objetos decorativos).
    • Cuadros, lienzos, litografías.
    • Manualidades y grabados.
    • Artículos lúdicos infantiles.
    • Bisutería y complementos de moda.

Cuarenta y ocho vendedores participan este año en el tradicional Mercado de Navidad, de los cuales 42 ya han participado en otras ediciones y 6 vendedores lo harán por primera vez. El pasado año se instalaron 63 casetas.

Además, en el mercado también habrá un puesto reservado, a la Cocina Económica.

Este año nos visitan menos vendedores de otras comunidades españolas.

  • 4 de la Comunidad Valenciana
  • 3 de Andalucía
  • 1 de León
  • 1 País Vasco

El resto son de Santander y Cantabria, que participan con talleres de orfebrería en vivo, esmaltado al fuego grabados, elaboración de piezas de titanio anodizado, y gran variedad de esculturas.

Los comerciantes abren sus puestos de 10.30 a 14:30 y de 17:30 a 21:30 horas, con la excepción de los días 25 de diciembre y 1 y 6 de enero, en los que la apertura será opcional.

Como en años anteriores, el Ayuntamiento contribuye con la seguridad privada del recinto, la iluminación y la decoración exterior del mercado. Organizado en colaboración con la Asociación Cultural Mercado Navideño de Santander, quien asumirá a su cargo la contratación de los stands a una empresa especializada, así como la publicidad y los suministros necesarios que garanticen el desarrollo del Mercado de Navidad en unas óptimas condiciones de trabajo y calidad, repercutiendo su importe proporcionalmente entre todos los comerciantes autorizados.

Este año, como es lógico, se organiza el Mercado de Navidad respetando las medidas de distanciamiento y seguridad sanitarias exigidas. Se ha aumentado el espacio destinado a ubicar las casetas que se acotará mediante vallas, disponiendo de un recinto mucho más amplio y abierto. En las últimas ediciones el mercadillo se desarrollaba dentro de una instalación techada pero este año con el fin de preservar la salud de todos se ha modificado el formato elegido consistiendo en unas casetas de madera individuales. Se ha contratado vigilancia de seguridad para asegurar el control del aforo al recinto y se dispondrá de gel hidroalcohólico a la entrada del mercadillo. Por supuesto es obligada la mascarilla en todo momento.