El online modula su "Boom" pero un 86% de la moda apunta al crecimiento en 2021.

 

El canal digital se mantiene como el más importante para el sector en el medio y largo plazo, con el 46% de las empresas que así lo considera. El ecommerce modula su crecimiento tras el despegue de 2020 y las tiendas físicas recuperan importancia.

La confianza de la industria de la moda en el crecimiento de las ventas online se modula. A pesar de ello, la práctica totalidad de las empresas españolas del sector continúa señalando que sus ventas online crecerán en 2021. Si en 2020, con las tiendas físicas sometidas a limitaciones a la actividad en buena parte del mundo, el 92% de las empresas españolas del sector de la moda afirmaban que sus ventas online crecerían, en 2021 este porcentaje se relaja levemente, hasta el 86%.

En concreto, un 58% de las empresas encuestadas para la edición de 2021 del Barómetro de Empresas de Moda en España, impulsado por Modaes.es y Veepee, señalan que sus ventas online crecerán con toda seguridad en 2021, frente al 79% de hace sólo un año. El porcentaje de empresas que cree que sus ventas aumentarán de forma probable se sitúa en el 28%, en comparación con el 13% de 2020.

En el otro extremo, el número de empresas que cree que sus ventas online se mantendrán estables se mantiene en el 6%, mientras las compañías que creen que su negocio digital retrocederá en 2021 en comparación con 2020 se sitúa en el 8%, frente a sólo el 2% del ejercicio 2020.

Y, en un año tan atípico en la distribución de moda como fue 2020, ¿qué relevancia tuvo el canal online para las ventas de las empresas españolas de la industria de la moda? Según se desprende de las respuestas de las compañías consultadas, más de la mitad de las empresas obtuvo en 2020 más del 10% de sus ventas a través de la Red.

En detalle, seis de cada diez compañías españolas del sector de la moda han alcanzado ya esta meta, con un 16% del total alcanzando ya el 15% de sus ventas online a través del canal online. En 2020, sólo el 30% de las empresas generó con el ecommerce más de una décima parte de su negocio, un porcentaje que en 2019 se situaba en un tímido 17%.

De todos modos, el grueso del sector continúa concentrándose en el 5%. Un 26% de las empresas encuestadas señala que en 2020 obtuvo este porcentaje de ventas online, frente al 35% de hace un año. Un 13% de las compañías españolas del sector de la moda, en cambio, generó el 10% de sus ventas a través del canal digital, un porcentaje que el año pasado se situaba en el 30%.

 

Tiendas físicas.

 

Mientras el online se dispara, ¿qué sucederá con la red de tiendas físicas de las empresas de moda en el ejercicio en curso?  En la gran mayoría de los casos, se mantendrá estable. En concreto, un 41% de las empresas encuestadas en la presente edición del Barómetro de Empresas de Moda señala que en 2021 su red de tiendas físicas ni crecerá ni se encogerá.

La razón de este hecho es que, a lo largo de los últimos ejercicios, antes incluso de la crisis provocada por el Covid-19 en 2020, las principales empresas del sector ya habían acometido una reestructuración de su red de tiendas físicas. Las que no lo habían hecho, lo hicieron durante 2020, cerrando puntos de venta no rentables o tratando de renegociar alquileres con sus caseros.

A diferencia de 2020, en 2021 son minoría las empresas que prevén una disminución de su red de tiendas físicas. Si en el pasado ejercicio un 51% de las compañías españolas del sector preveía una reducción de su parque de establecimientos, en 2021 este porcentaje cae hasta sólo el 14%, pues los procesos de ajuste ya se han llevado a cabo.

En el extremo opuesto, el retail físico ofrece oportunidades que están aprovechando un gran número de compañías de menor tamaño y, si en 2020 sólo el 9% de las empresas veía seguro o probable un aumento de la red de tiendas, en 2021 este porcentaje se dispara hasta el 55%. De este modo, igual que sucede con el canal online, las previsiones de evolución del parque de tiendas físicas se estabilizan en 2021, después de un 2020 marcado por las restricciones a la actividad comercial y de que las tiendas se convirtieran más en una fuente de gastos que de generación de ingresos.

 

Canales de futuro.

 

El canal online se mantiene como el más importante para el sector en el medio y largo plazo, con el 46% de las empresas encuestadas que así lo considera. En 2018, el canal online alcanzó por primera vez la primera posición entre las prioridades de futuro en términos de distribución, un puesto que ya no ha abandonado. La relevancia alcanzada en 2021 por este canal se sitúa, sin embargo, por debajo del 59% que logró en 2020.

La estabilización del online trae consigo una mayor pérdida de relevancia en el futuro de las tiendas propias, pero también una mayor apuesta por otros canales minoritarios que, en épocas de crisis y estrecheces económicas, resurgen.

Las tiendas físicas se mantienen como el canal más importante a medio y largo plazo para sólo el 15% de las compañías, por debajo del 19% de 2020 y muy lejos del máximo del 38% de 2017. Esta pérdida de relevancia coincide con la reestructuración de las redes de tiendas físicas de grandes operadores del sector.

El multimarca, un canal olvidado en los últimos años por el sector, toma fuerza en 2021, aupado por la tendencia a la compra en proximidad por parte de los consumidores y por la necesidad de buscar nueva distribución disminuyendo la inversión (principalmente en el extranjero) por parte de las empresas. Tras caer al 17% entre los canales de referencia para el futuro del sector en 2020, en 2021 el multimarca se sitúa como el más relevante para el 30% de las empresas, el porcentaje más elevado alcanzado en toda la serie histórica.

El Barómetro de Empresas de Moda en España es una encuesta que recoge la opinión de 300 empresas de moda con centro de decisión en España y marca que llega a público final. En 2021, el documento publica su undécima edición.

Leer noticia completa: Modaes