Tras un año de explosión en la venta online, los gigantes de la moda hacen ajustes en su retail: el sector compone el 53,8% de las aperturas en las principales calles comerciales de Madrid y Barcelona

 

La moda, de vuelta a pie de calle. En 2020, más de la mitad de las tiendas que abrieron en los ejes prime de Madrid y Barcelona lo hicieron de la mano de una marca de moda, según datos de la consultora inmobiliaria Ascana, que analiza las calles Ortega y Gasset, Serrano, Goya, Gran Vía, Fuencarral, Preciados, y Puerta del Sol Arenal en Madrid; además de Rambla de Catalunya, Paseo de Gracia, Pelai, Las Ramblas, Portal de l’Ángel, Portaferrissa y Plaza Catalunya en Barcelona. 

 

A pesar del boom en venta online que experimentó el sector en el año de la pandemia, la moda sigue apostando por el ladrillo, y se mantiene como reina en las calles de Madrid y Barcelona con 50 de 93 aperturas en el año 2020 (32 de puro textil y 18 de complementos y cosmética). Entre ellas, se listan Tiffany, Balenciaga, Off White y Havaianas como compañías internacionales, y Primor, Décimas y Zara como nacionales.

 

En la capital, la moda representa casi un 30%, y sumada a complementos y cosmética (19,1%), alcanza el 50% de las 47 aperturas totales en las ocho avenidas comerciales analizadas por Ascana. La alimentación representa también un 19,1%, mientras que la tecnología suma un 6,4%, y la categoría de “otros”, que incluye desde hoteles a bancos, copa el 25,5%. 

 

La calle Fuencarral se corona en Madrid como la que mayor aperturas ha registrado en el año, con once. De estas, diez son marcas que no estaban presentes en la avenida anteriormente, seis son de moda y cosmética (entre ellas, Havaianas y Freshly Cosmetics), dos de alimentación, y tres de otras categorías. Se trata de una de las calles del centro analizadas que menos impacto ha sufrido durante el Covid, a causa de su alto tránsito local. 

 

Goya fue la segunda avenida prime con más aperturas en Madrid, sumando diez nuevas tiendas de las cuales nueve son nuevas marcas, cuatro minoristas de moda y cosméticos (sólo Clarks en la primera categoría), dos de alimentación, uno de tecnología, y los tres restantes de categorías varias. Una de las mayores aperturas en la calle es la del flagship de la cadena valenciana de cosmética Druni, una superficie de 6.000 metros cuadrados en la esquina de Goya y Velázquez. 

 

Con nueve aperturas en 2020, la calle Serrano, sumando 148 locales a lo largo de cuatro kilómetros, se posiciona en el tercer puesto. Serrano, el escaparate de lujo de la ciudad, sumó cinco aperturas de moda (destaca el segundo flagship en España de la italiana Moncler), dos de alimentación, y dos de tecnología y otros. 

 

La ciudad condal, por otro lado, registró en 2020 46 aperturas: un 56,5% de estas corresponden a moda, complementos y cosmética, seguidos en porcentaje por la alimentación (15,2%) y finalmente por la tecnología (8,7%) sin contar con la categoría de otros, que copa casi el 20% de todas las aperturas. 

 

Como avenida líder en aperturas de 2020 se posiciona la Rambla de Catalunya, llegando a quince en total, de las cuales seis fueron de alimentación y restauración, cinco de moda y complementos (con dos pop ups, de Double Agent y de Friday’s Project), uno de tecnología y tres de otras categorías. La calle cuenta con uno de los tramos comerciales más turísticos de la ciudad (entre Diagonal y Aragó), con gran cantidad de restaurantes y bares que sufrieron enormemente durante la pandemia. 

 

Portal de l’Ángel y Paseo de Gracia se colocan juntas en el segundo lugar, con diez aperturas cada una. La primera, con 81 locales, registró dos aperturas de moda (Gap y Levi’s), dos de complementos, y seis de tecnología y otros. El Paseo de Gracia, con 186 locales en total, sumó nueve aperturas de moda y cosmética (entre ellas Sephora, Tiffany, Nike, Balenciaga y Hermès), y una galería de arte.

 

Fuente: Modaes.es