La pandemia aumenta hasta el 27% el número de empresas que venden online, pero hunde la facturación un 10%.

El 44% de las empresas tiene más empleados que teletrabajan en 2021, según una encuesta del INE.

La pandemia ha obligado a las empresas españolas a abrazar el comercio electrónico hasta cotas inéditas. Más de una cuarta parte de las empresas españolas con 10 o más empleados, el 26,9%, efectuaban ventas por internet en el inicio de 2021, una cifra histórica que supera en siete puntos el 20,3% de 2019. (y en 1,4 puntos el del arranque de 2020). En pymes el salto va del 5,8% al 9,5% en los dos años. Pese a ello, los estragos causados por la crisis en el consumo provocaron una caída del 10,4% en el volumen de ventas por vía electrónica en el último año, según los datos publicados este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Las compras online de las empresas también redujeron, al pasar de 260.301 millones en 2019 a 222.011 millones en 2020; una caída del 14,7%. Este tipo de transacciones representaron el 22,7% de las compras totales de las empresas de 10 o más empleados, frente al 23,5% del año anterior. La brecha se amplía según el tamaño de la empresa; mientras solo el 17,6% de aquellas con menos de 10 empleados realizaron compras por internet, el porcentaje se dispara al 32,3% entre aquellas con más trabajadores.

Los datos del INE también muestran que, con motivo de la pandemia, ha incrementado en 2021 el número de empleados que teletrabajan, aunque existen diferencias evidentes entre las pequeñas y grandes empresas. De esta forma, mientras que el teletrabajo se ha llevado a cabo en el 46% de las empresas con entre 10 y 49 trabajadores, en las de más de 250 empleados la cifra supera el 85%. La brecha es mayor cuando se trata de microempresas, ya que solo una de cada cinco permitió el trabajo en remoto durante el primer trimestre de este año.

En general, el 44,4% de los encuestados ha señalado que, con motivo de la pandemia, han incrementado el número de empleados que teletrabajan. También ha aumentado su aceptación; el 31,8% de las empresas que no permitían esta modalidad han cambiado de parecer desde el estallido de la crisis sanitaria.

El Covid también ha acelerado la digitalización y el uso de nuevas herramientas. El internet de las cosas, por ejemplo, ha sido la tecnología con más repunte (10,9 puntos) durante el primer trimestre de 2021, hasta alcanzar al 27,7% de todas las compañías entrevistadas. No obstante, las herramientas para gestionar la información dentro de la empresa (ERP), y las que gestionan la información de clientes (CRM) siguen siendo las más utilizadas; el porcentaje en estos casos es del 51,7% y 41,8%, respectivamente.

Las empresas que utilizan big data han sobrepasado por primera vez el 10% de los encuestados, hasta llegar al 11,5%. Además, el INE ha preguntado por primera vez por el uso de la inteligencia artificial, cuyo uso está extendido en el 8,3% de las empresas nacionales.

Puede ser que el uso de nuevas tecnologías haya aumentado, pero no así el de especialistas. Y es que el número de empresas con expertos en tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) pasó del 18,4% en el primer trimestre de 2020 al 16,4% en el mismo periodo de este año; una caída de dos puntos porcentuales. También baja dos décimas el número de compañías con mujeres especialistas en este campo, hasta situarse en el 5,7%.

En términos generales, el 65,7% de los empleados en empresas con 10 o más trabajadores usaron ordenadores con fines empresariales y el 59,4% tenía conexión a internet. Además, se observa un salto en el uso de las redes sociales, pues dos de cada tres empresas con acceso a la web utilizaron estos medios durante el primer trimestre del año; 3,6 puntos más que el año anterior.

Fuente: Cinco Días